Por eso los queremos tanto

La humanidad más perfecta habita, sin duda, en los perros y en la fuerza abnegada de su pasión por nosotros El otro día, mientras esperaba en la cola de un comercio, escuché a un señor que, al ver a una joven que…

« leer »