Murray Ball, «el perro» y el humor rural de Footrot Flats

Un border-collie fue el protagonista de la tira cómica más célebre de Nueva Zelanda

Si ha habido una tira cómica canina de éxito en Nueva Zelanda esa ha sido Footrot Flats, obra del creador neozelandés Murray Ball (1939-2017), que – entre mediados de los 70 y mediados de los 90 – inundó los periódicos de su país, apareciendo por fin – a menudo – en forma de libro, dibujos animados y hasta musical. Los protagonistas de Footrot Flats eran un border-collie, al que todos llamaban «El perro», y su dueño, el granjero Wal Footrot, de sorprendente parecido con el propio autor – ¡ y no sólo en el nombre…! –. La clave del arrollador éxito de la serie pudo tener tal vez que ver con lo mucho que ésta caló en los ámbitos agrícolas de Nueva Zelanda y Australia, con su descripción de una vida rural rebosante de animales y personas, que interactuaban de un modo cómico, reflejando siempre lo divertido y lo caótico de la cotidianidad en el campo. Vaya nuestro pequeño homenaje para Murray Ball y para su obra.

No es el único perro de cómic del que hemos hablado, puedes verlo en el cascabel de plástico.