Gran Hotel Cat&Dog

Arquitectos que piensan en animales

El arquitecto portugués Raulino Silva es el autor de un formidable hotel para gatos y perros – en Parada, Vila do Conde (Portugal) – cuyo nombre es Canine and Feline Hotel.

El edificio consta de tres bloques de color blanco roto hacia gris, que se conectan a través de pasillos externos. Todos los habitáculos para los animales tienen grandes ventanas, que dan a los jardines. Un patio separa los alojamientos de los gatos de los de los perros. El de los gatos cuenta con doce habitaciones individuales orientadas en su interior hacia una zona de juegos cubierta para los felinos, iluminada por una gran claraboya. Un largo bloque contiene dos filas de cuartos caninos – separados por un jardín, para evitar que tengan un contacto visual directo – a cada lado de un pasillo, que conduce a una zona de juegos cubierta para perros. Pasillos acristalados conectan los tres volúmenes.

El bloque de mayor tamaño cuenta con dos plantas, con una oficina para el veterinario y una zona de personal. Tiene también zona exterior de entrenamiento y piscina.

Aunque la finalidad última sea la de alojar a animales cuyos dueños y dueñas no pueden atenderlos temporalmente, Raulino Silva ha querido convertir este espacio en una apuesta arquitectónica que renueve la arquitectura para animales y que se ponga al servicio del bienestar de estos. La línea serena y minimalista muy reconocible del arquitecto portugués representa así un paso más en la definición artística que va cobrando nuestra relación con gatos y perros.

El proyecto fue galardonado recientemente con el Premio Internacional de Arquitectura 2020 del Centro Europeo de Diseño de Arquitectura y Estudios Urbanos y el Chicago Athenaeum.

Para más información pueden consultarse la siguiente página

Deja una respuesta

Your email address will not be published.