Cultura y animales: instrucciones de uso

Cultura y animales
Cultura y animales

 

Miramos a perros y gatos desde el prisma de la cultura.

Aún hay quien, al saber de Cat&Dog Tank, no entiende el sentido que tiene el mirar a gatos y perros desde el prisma de la cultura. Lejos de recibir con desagrado los comentarios que reflejan esa incomprensión, nos sentimos fuertemente estimulados para volver a reflexionar sobre las razones que nos mueven a incidir en esa fascinante mixtura.

El momento presente afronta problemas muy complejos, que van desde el cambio climático, hasta las grandes migraciones, hambrunas, guerras y pulsos entre potencias de lo más complejos. El mundo va saliendo – a su vez – a duras penas de una terrible pandemia que ha demostrado más nuestra vulnerabilidad que nuestro poder.

En ese contexto, el problema animal se sigue alzando como uno de los retos más importantes de nuestro tiempo, no sólo porque en él se barajan buena parte de las expectativas de la supervivencia de las especies y la biodiversidad, no sólo porque en él se halla en juego la propia supervivencia de la especie humana, sino también porque en el dolor infligido por los seres humanos a los animales se refleja con fuerza toda la violencia, el sadismo y la falta absoluta de empatía de las personas, que – de forma fluida – pasa a ejercerse a continuación contra ellas mismas.

El mayor muro que podemos enfrentar a la barbarie es el de la cultura. Y si aspiramos a ahondar en los caminos de la cultura en su acercamiento a los animales, pocos ámbitos serán tan fértiles como el que reúne a gatos y perros, avanzadilla del mundo animal en la cotidianidad humana y centro de buena parte de las experiencias culturales más profundas entre ambos mundos.